All for Joomla The Word of Web Design

Servicios audiológicos en Guantánamo: calidad profesional y humana (+Fotos)

0113-Guantánamo-servicos audiológicos-1.jpg

El Centro de Servicios Audiológicos de Guantánamo, con un colectivo de alta calidad profesional y humana, es el primero y único de su tipo en esta provincia cubana, donde rectorea los programas nacionales de detección precoz de la hipoacusia, implante coclear, atención a las personas sordociegas y el tratamiento de la discapacidad auditiva en los ancianos, esto último como parte del Programa Integral de Atención al Adulto Mayor.

Desde su inauguración hace un lustro, en la cabecera guantanamera, unificó las consultas de Diagnóstico, Audiología, Logofoniatría y Rehabilitación, y en su labor ha sumado a neurofisiólogos, pediatras, electromédicos, trabajadores sociales y psicólogos, ofreciendo a los pacientes un dictamen médico integral.

Ubicado en una céntrica arteria de la Villa del Guaso, en el centro se confeccionan además moldes para las tradicionales prótesis auditivas, se ofrecen servicios de expendio de esos aparatos, e igualmente de reparación, tarea ejecutada por técnicos que se las ingenian para alargarles el tiempo útil.

En 2016, apenas dos años después de la apertura del centro, su colectivo asumió el subprograma de pesquisaje universal a recién nacidos, para la detección y atención temprana a afecciones auditivas, que inició con una fase piloto o experimental que en Cuba arrancó por esta provincia, Sancti Spíritus, Pinar del Río y La Habana, y antes, en 2012, tuvo un precedente en Camagüey.

Todo el estudio fue calificado de amplio y favorable en Guantánamo y concluyó al cierre de 2019, tras examinar en el último bienio a cerca de nueve mil neonatos de la provincia, de forma integral y gratuita, como toda la prestación del sistema de salud en Cuba, una de las conquistas de la Revolución.

Al frente del proyecto en la Villa del Guaso estuvo el equipo multidisciplinario de su Centro de Servicios Audiológicos, y su responsable, el Doctor Eleazar Bueno, especialista en Segundo Grado de Otorrinolaringología y coordinador del Grupo Provincial de Audiología, en entrevista a la ACN subrayó la valía de esta experiencia para la intervención oportuna ante cualquier trastorno de la audición.

Como parte del estudio –dijo- en los últimos dos años se realizaron en la provincia más de 10 mil emisiones otoacústicas, un proceder para medir la capacidad auditiva, no invasivo ni doloroso, que en una primera evaluación abarcó a todos los nacidos vivos del territorio -antes del alta, en las propias salas de neonatología-, y en una segunda fase se repitió a los que previamente fueron valorados de riesgo de hipoacusia.

Esta pesquisa inicial se desarrolló en el Hospital General Docente “Doctor Agostinho Neto” y en su par en Baracoa, municipio donde aún se completan las condiciones estructurales para, junto a la institución provincial, dar sostenibilidad a este loable programa en el extremo nororiental cubano, apuntó el facultativo.

La especialista de Primer Grado en Otorrinolaringología, Doctora Ruby Hernández, explicó que se trata de todo un protocolo evaluativo, y en los expedientes del niño al nacer se registra el resultado de las otoemisiones y se advierte a la madre si su pequeño es de riesgo, y de la importancia del tratamiento precoz para, si es posible, corregir la afección y favorecer el ulterior desarrollo del lenguaje y el intelecto.

Tras esos primeros exámenes quienes presenten algún trastorno –congénito o adquirido-, son estudiados de manera más profunda y tratados o rehabilitados según su diagnóstico, incluidos aquellos con criterio para un implante coclear, dispositivo valorado en el mundo en más de 20 mil dólares y que Cuba facilita gratuitamente a sus hijos, así como el complejo proceder quirúrgico y la rehabilitación logofoniátrica postoperatoria.

Todo ese tratamiento -que es más viable en edad pediátrica- en otras partes del orbe puede costar hasta 60 mil dólares, no siempre a la mano de los más necesitados, en cambio el programa cubano, de un nivel profesional altísimo, tras notables esfuerzos da la oportunidad a todo el que cumpla el criterio médico, para optimizar su calidad de vida mejorando su capacidad de escucha.

Pese al inhumano bloqueo económico de Estados Unidos contra la Isla -que afecta significativamente al sector de la salud-, este programa avanza y en Guantánamo ya se han favorecido con el implante coclear 14 niños, y se estudia a otros con condiciones para su próxima intervención, apuntó Ruby Hernández, responsable del área pediátrica del Centro Provincial de Servicios Audiológicos.

Del reciente pesquisaje universal los recién nacidos fueron los beneficiarios directos, pero el grupo multidisciplinario de este recinto asume también la atención integral de todo paciente en edad pediátrica -remitido desde su área de salud u otras vías-, que presenten pérdida auditiva antes no diagnosticada, y a los adultos que asistan para tratamiento adecuado.

Proyecto de colaboración entre el Gobierno, el Ministerio de Salud Pública y el Consejo de Iglesias de Cuba respaldó esta labor dotando a la institución guantanamera de instrumentos de alta fidelidad, como dos cámaras audiométricas y equipos para el estudio del oído, y computarizados para la programación de las prótesis auditivas.

Pero sobre todo, el mérito mayor que distingue hoy al centro es la calidad profesional y humana de su colectivo que, junto a su principal encomienda, propicia la docencia y potencializa proyectos investigativos; un personal capacitado cuyas benditas manos –como dijera el Apóstol José Martí- trabajan para rectificar o endulzar esos errores sombríos de la ciega madre creación.

0113-Guantánamo-servicos audiológicos-2.jpg

0113-Guantánamo-servicos audiológicos-3.jpg

0113-Guantánamo-servicos audiológicos-4.jpg

0113-Guantánamo-servicos audiológicos-5.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar